1.5.16

Viernes santo

Este día debía ser sagrado
y no veo los mantos ni las cruces.

Un grupo de hombres discute
sobre la fe;
de Cristo,
de María,
de política
y de la ley de cabotaje.

El gentío camina;
beben piraguas,
hablan,
pasean a sus perros
y leen algo en su celular.


Y yo me preguntaba
si tú tenías hambre,
si habías bebido agua
y miraba las flores de roble
amortiguadas en la acera.

Este día debía ser sagrado,
lo pienso mientras miro
la cúpula de la catedral.
Las palomas pasan volando sobre mi cabeza.
y tu presencia queda resumida
al contraluz de un dibujo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario