20.5.16

Cirugía

Me entra sin disculpas,
me muta los tejidos,
las medidas antiguas,
las venas y las aguas
y más adentro,
donde están,
me hurga las heridas
las refriega;
me duele,
cloroformo y azúcar,
me arden en la sangre,
uno a uno,
sus dedos de algodón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario