6.4.12

Post Mortem

He tejido una túnica
con las hilachas que
colgaban de los huesos
que ahora es su epidermis.
Ahora, mientras flota,
puede observar el mundo
a través de las córneas,
la lengua es tibia y suave
y puede articular palabras;
los dientes son de oro.
Las manos se dirigen seguras;
las falanges provocan
la imperceptible oscilación con que me erizo.
Me he colgado del aire
con la trenza que hice de su pelo,
soporto la presión de las arterias
y me contengo, amor, cómo respiras.














Imagen: Daria Endresen
http://dariaendresen.com/

1 comentario:

  1. Absolutamente fantástico... No puedo agregar más que esta piel erizada al leerte.
    Gracias por compartir-te.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar