14.6.15

La otra

Mi cuerpo ya no es cuerpo;
juega a que se desviste,
pero sangra.
Los encajes se enredan en mis huesos
hechos astillas y tendón y alambres.
Mi cuerpo era tan suave
pero sangra.
Mi boca no es mi boca,
es extensión
de otra boca y su lengua.
Todo en mí es simplemente
coágulos que revientan,
capilares que, rotos, se deslizan
desde mi cuerpo abierto
que no es cuerpo
sólo un trozo de algo
que me sangra.




No hay comentarios:

Publicar un comentario